viernes, 10 de septiembre de 2010

CUENTO DE HADAS (COMO PIEL)

http://www.youtube.com/?gl=ES&hl=es
Si lo deseas, puedes escuchar: "Fayritale" (Cuento de hadas) - Ludovico Einaudi

















Cuando todo pasa, cuando giro la mirada porque ya se ha ido el sol, vuelvo  una página, o bien doy un paso en otra dirección, una ligera acuosidad humedece mis pupilas y el corazón late de una manera bastante atropellada, como si un instrumento de percusión, en solitario y por libre, quisiera hacerse notar, o se tratara de una tamborrada con un único e intimista participante.
No importa que la reacción sea suma, o producto, de una música que suena, del visionado de una película, de la lectura de unas páginas especiales, o que se trate de  una novela, un artículo, o un poema.
En algunas ocasiones la excitación se produce por una especial noticia,  por la contemplación de un cuadro, o bien una escultura, sobre todo si por ésta puedo pasar mis huellas con reverencia.
Puede ser la mirada posada en un paisaje, conocido o nuevo. Y a menudo sucede, cuando algún elemento meteorológico incide y repercute en los cambios que se producen, como si la configuración del especial panorama, tuviera vida propia para obsequiar miles de caras distintas, o nuevas con cada par de pupilas. Incluso como si estuvieran dispuestas para miles de distintos sentimientos.
La reacción llega también de la mano de una puesta de sol en cualquier lugar o a través de los días desde este balcón nuestro, como la que me ofreció el día de ayer.
A veces es el paseo por una rúa de cualquier ciudad, cuando conserva años, sabor, arquitectura o tipismo. El pasmo de tanta belleza anclada en la tierra y a la que habitualmente, cómplices de la costumbre, casi no damos valor.
Surge también tal emoción a través de unos pasos de un ballet que siempre parecen imposibles, del trazo de una mano en el aire, de una sonrisa, de la mirada de un niño, de una palabra dedicada.
Puede ser por el reconocimiento del paso de los años y las vidas de tantos, cuando los recuerdos invaden el pensamiento, o de este tacto que se emociona al acariciar una piedra centenaria, ya sea en un castro, un camino, o un monumento.
Del sueño del roce sobre otra piel.
Pero no son sólo ojos o corazón los que se estremecen. La boca del estómago parece tener un protagonismo especial y se hace notar, de tal manera, que si la atención se dirige allí, pareciera que está contraído, al acecho, esperando que ese alimento distinto lo colme.
Y el torrente sanguíneo, esa desconocida circulación  por venas y arterias, es como si, de pronto, se tornara identificable, casi palpable.
Es algo así, como si la turbación produjera la exaltación de un yo, que ordinariamente pasa desapercibido, el desconocido, el que no se sabe, o no se siente, más que cuando falla.
Un ego, habitualmente callado y silente, asoma y grita para que la piel, que el hábito adormece y torna indiferente, despierte.
Como cuando niña con una nueva expectativa, o  con un cuento de hadas como el que seguramente suena.

Imágenes:
Derecha: One light, de:   http://www.flickr.com/photos/photos_yankaxl/
Izquierda: Two light, de:  http://www.flickr.com/photos/seix0
Las he elegido porque para mí son "piel".

24 comentarios:

Manel Aljama dijo...

Voy a intentar definir tu texto:
Como pintar la sensibilidad y las emociones o como compartirlas de manera tan delicada y elocuente.


Y es que en esta entrega no tengo claro si escribes o pintas. Es igual, me gusta. Pero no preguntemos cuál de tus escritos intimistas es mejor. Esto no es una competición. Lo leo y lo releo. De hecho ahora lo he leído tres veces. Bueno, los otros también, pero no seguidas sino cuando vengo a visitarte sin siquiera mirar la subscripción. ¡A falta de novedades bueno es lo clásico!

Decía que pintas. Es preciosa la imagen de las lágrimas y el corazón por libre:
"...tratara de una tamborrada con un único e intimista participante"; adoptando la autonomía de un ser libre e independiente. Y es que no es fácil poner en plano lo que se siente cuando dos pieles se rozan y automáticamente se tiene asociada la pregunta "¿es sueño o es real?. Con sencillez pintas o escribes:
"Del sueño del roce sobre otra piel" que leído así puede parecer frío pero que lleva toda la carga de la idea,de lo que sugiere. Pues inmediatamente el cerebro del lector se va a buscar, a evocar la sensación del roce de pieles.

Y todo esto, va más allá de los sentidos, va directamente al alma pues cuentas que no tiene que ver con uno u otro sentido en concreto. Es, simple, es el sentido mismo, el sentir.

Besos enormes y admirados

manel

TORO SALVAJE dijo...

Tu sensibilidad es hermosa y tu forma de describirla también.
Que gozada.

Besos.

Taty Cascada dijo...

Comparto la apreciación de Manel, tú pintas tus entradas, bosquejas con carboncillo los claro oscuros, dejas que el ojo busque en tus palabras: gestos, emociones, recuerdos, pretéritos encuentros con objetos del pasado...Es cierto, la sensibilidad es un ser que convive en nuestro interior con vida propia, emerge cuando algo lo inspira y remece.
Un beso, bella entrada.

Montserrat Llagostera Vilaró dijo...

TU ESCRITOS MUESTRAN SENTIMIENTOS, LOS SENTIMIENTOS DE UNA PERSONA SENSIBLE.

UN ABRAZO, BIQUIÑOS, Montserrat

Balteu dijo...

A veces uno no define lo que siente como en un poema, no es necesario que vaya ahí escrito. A veces encontramos textos como el tuyo que son pura poesía, porque llevan el sentir del que lo escribe, cuadros que sin pincelada alguna, nos muestran el delicado color que ha plasmado el artista en su obra, imágenes que por lo cotidiano habían pasado a nuestra vista desapercibidas y al incidir la luz del sentimiento sobre ellas, con sorpresa las descubrimos donde han estado siempre, gracias a quien despierta nuestro sentido y nos abre los ojos para verlas con emoción.
Es un hermoso texto paisana.

Un acio de bicos

Aldabra dijo...

TIENES una mirada muy especial de las cosas y del mundo, introspectiva y al mismo tiempo muy descriptiva pues nos pones en situación con todo detalle.

no es facil lo que escribes.

biquiños,

Roberto Esmoris Lara dijo...

Te las ingenias para transcribir los sentimientos más sutiles. Es tan difícil como describirle el color amarillo a un ciego de nacimiento.Pero es un cuadro analítico que hace suponer sentires más "complejos" que preservas exprofeso. Trataré de descifralos leyendo este hermoso texto varias veces :)
Un abrazo enorme, amiga querida.
Bicos, moitos, do REL

Manuel dijo...

"En algunas ocasiones la excitación se produce por una especial noticia, por la contemplación de un cuadro, o bien una escultura, sobre todo si por ésta puedo pasar mis huellas con reverencia".

O también se puede producir cuando me blog me avisa de que tú, fonsilleda, acaba de publicar. Eso es excitación para mi amiga mía.

Texto delicioso.
Un beso.

Chousa da Alcandra dijo...

É como se unha corrente eléctrica disparase todas as descargas xuntas nun lostregazo que invade dende a puntiña dos pelos (da cabeza), ata as unllas (dos pés). E ás veces queda pel de pita como mostra externa. Outras a pel de pita debe poñerse so por dentro...

Bicos meigos

AROBOS dijo...

Tu texto describe bellamente las entrañas de ese sentimiento que llamamos nostalgia.

Froiliuba dijo...

Como siempre tus descripciones son poesía, son visiones y fotografias
son
simplemente como tu, todo retina , todo sentimiento

si es que asi... da gusto regresar

bicos guapiña

pd. a ver si te digo como se ponen los videos del yutú de nuevo :-P

xanela dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
xanela dijo...

Sabes pincelar las palabras
para que nuestro corazón capte
toda la emoción que en tu texto late y sí es verdad
que a veces la retina se llena de ese don maravilloso que nos hace vibrar,
con una gota en la hierba,
con un gesto del bebé,
con el rayo de sol en la hiedra
y tantas, tantas cosas más... que es difícil numerarlas.


Un abrazo muy,muy grande.

La sonrisa de Hiperión dijo...

Como siempre un placer pasar por aquí.

Saludos y un abrazo.

Anhermart dijo...

No te voy a decir que me has sorprendido con este texto, sería falso. Nos tienes tan mal acostumbrados a esta narrativa tuya tan poética, descriptiva y bella que tendrás que bajar el nivel para conseguir que nos sorprendamos.

Anhermart dijo...

Perdona, con la emoción del comentario se me olvidó:
Besos y felicitaciones.

Carmen dijo...

Querida Fonsilleda:
Gracias por pensar en mí! Me conmovió tu correo, tanto que escribí una entrada.
Graciñas amiga!!!

Alís dijo...

La belleza que estremece, la que describes, la que se encierra en este texto.
Precioso, un pasaje directo a la emoción.

Biquiños

anabel dijo...

más te leo, más me gusta. Más entro aquí, más me emociono. Más te conozco, más me entusiasmas. Más, siempre más.... por esa sensibilidad que destilan tus palabras, por ese arte que crece si es posible, por... y porque me encantan los cuentos de hadas.

besotes, corazón :)

María Jesús Verdú dijo...

Me ha gustado mucho tu entrada. Un placer leerte en esta mañana de sábado.

Ricardo Miñana dijo...

Nos transmites sensibilidad y ternura que florece de tu interior,
es un placer pasar a leerte.

Que tengas un feliz fin de semaana.
un abrazo.

jordim dijo...

Un buen texto, no encuetran muchos a este nivel por estos lares de internet.

Rosa Cáceres dijo...

¡Ah, cómo me identifico con tus palabras y con las emociones que describen!
Un abrazo muy fuerte.

Zoe dijo...

El sentimiento , la sensibilidad , la piel y el sentir ...todo, todo esta aquí...
Nos conviertes en la mas bella expresión de vida, en pequeñas gotas de sed , que no siempre alcanzan puerto...

besos