miércoles, 5 de noviembre de 2008

COLTÁN



Quiero ser lo más breve posible. El tema es muy doloroso. Pero es que además, me temo que como siempre, parte de la culpa la tenemos los países occidentales; los mal llamados evolucionados y democráticos. Los ricos y los que tenemos la sartén por el mango. Sobre todo si la sartén la han de manejar los demás, con lo que ello lleva implícito.
Estos días vuelve a hablarse en todas partes del Congo y de lo que allí sucede.
El coltan (o coltán), conocido también como oro gris, es la abreviatura de dos minerales que, juntos, son imprescindibles para la fabricación de teléfonos móviles y ordenadores...
Estos minerales son la columbita y la tantalita (de maravillosos nombres que llevan la imaginación hacia países exóticos y vidas que no son) y es precisamente El Congo el que posee el 80% de las reservas mundiales.
Quizá bastara con decir lo anterior, pero el laconismo del que quiero hacer gala, no me va a impedir que diga que se le considera parte del origen de la guerra que asola dicho país y que, aparte de parecer que no tenga fin, en cifras se salda con más de 5 millones de muertos, 2 millones de desplazados, 350 niñas y mujeres violadas cada mes y unos 7000 niños y niñas que combaten como soldados y también trabajando en las minas (a la imagen me remito).
Y todo para que nosotros, tú y yo, podamos hacer lo que yo hago en este momento. O utilizar un móvil, muchas veces sin excesiva necesidad, para cosas que bien podrían esperar..
No quiero decir nada más, quizá sólo me quede hacerme y hacer una pregunta.

¿Cuánto tiempo más cerraremos nuestros ojos, oídos y corazones para seguir permitiendo que, para nuestro regalo, continúen padeciendo otras personas?


lª Imagen obtenida en Google imágenes, con su identificación.
2ª Imagen Coltan: http://www.tierra.rediris/, con fines didácticos.

8 comentarios:

Gudea dijo...

Uno más de los cientos de casos que nos revuelven las tripas cuando salen a la luz y que debieran hacernos pensar en lo que nos estamos convirtiendo. ¿Cual es el precio de nuestro bienestar?. ¿Realmente merece la pena que la humanidad pague ese precio?.
A veces hasta nos da miedo pensarlo.
Buen pots Ána, nos hace reflexionar.
Bicos.

Dimarojo dijo...

Mi admirada Fonsi: Que la naturaleza humana es absolutamente miserable no es ninguna novedad. Pero los individuos, en sí mismos, pueden hacer poco ante monstruosidades de ésta índole. Pueden aportar su grano de arena, sentir repugnancia por las personas que propician, alientan, consienten y se benefician de estas situaciones tan tremendas. Naturalmente que éstas personas son las que conforman las multinacionales (con un poder económico y político inmenso) y muchos gobiernos que, de distintas formas, las amparan o miran para otro lado y no las combaten. Soy extraordinariamente pesimista al respecto. Hay tres películas de cierto interés que tratan temas relacionados. La primera, directamente, trata sobre la matanza entre utus y tutsis HOTEL RWANDA. La segunda EL JARDINERO FIEL. Y la tercera BATALLA EN SEATTLE. Que yo recuerde. ¿Tendremos que conformarnos con llorar?

Dante dijo...

No sólo en Congo suceden estas aberraciones, Ana. Nos lastima por lo inhumano. Lo injusto y hasta dañiño por parte de los poderosos, pero te puedo decir que cambiando el "modus operandis" en los paises occidentales, al menos en el mío, y algunos fronterizos, la "trata de blancas" o esclavitud sexual, es el peor flagelo de estos tiempos. Chicas de 12 o 13 años, arrancadas de su familia para venderlas como esclavas en prostibulos regenteados por politicos y funcionarios del poder de turno (hablo de mi pais). Y que hacemos? Acá, se hizo una novela o culebrón, que reditúa bastante por cierto. Y me dirás, pero lo de estos chicos es mucho peor, y creo que con diferente envase, y distinto "mal", la humanidad va destruyendo, abusando y explotando, de diferentes maneras, todo aquello que sea pasible de ser vulnerado. En ambos casos, tanto en africa como en sudamerica, hablamos de la niñez. Excelente entrada. Siempre es bueno "refrescar" las aberraciones. Tal vez un día, a fuerza de denunciar, aunque no dejen de ocurrir, al menos mermen. Un beso, corazón.

Internautilus dijo...

Hola amiga. Gracias por entrar en mi blog. El tuyo me parece muy, muy interesante y lo cito entre los preferidos. Estaremos en contacto, si te parece.

Un abrazo de colegas,
Internautilus.

La sonrisa de Hiperión dijo...

"¿Cuánto tiempo más cerraremos nuestros ojos?"

Te respondo con una pregunta: ¿Que es más fácil, mantener los ojos cerrados, o abrirlos?
Saludos!

Simetha dijo...

Siempre hay algo que hacer, se puede sip, algo , por muy pequenio que parezca...
DEjo mi beso y un fuerte abrazo.

Alles Liebe
^^(°°)^^

http://GREGOTD.blogspot.com dijo...

Amiga Ana, suscribo lo que se ha dicho en los anteriores comentarios, y no sé qué más añadir. Creo que en nuestro caso, como personas que no detentamos ningún poder, sólo podemos hacer lo que tú has hecho; criticar con esta entrada, lo que pasa en muchos países, en demasiados países. Que para que unos pocos vivan a lo grande, otros muchos son mancillados, violados, esclavizados y masacrados. Cuando digo unos pocos, no me refiero a ti o a mí porque tengamos unas mínimas comodidades; esas comodidades son sólo las migajas que les caen al suelo a esos pocos.
Cuando oigo decir en la televisión, que España es la octava potencia económica del mundo, y en España hay 8 millones pobres y 30.000 personas sin techo, que viven en la calle, me hago una idea de cómo deben vivir en el resto de países que son casi todos los del Planeta Tierra. Un abrazo.

Balteu dijo...

No tengo nada nuevo que añadir a lo que ya te comentaron, es triste que eso suceda, pero pienso que mientras siga existiendo esa codicia por el poder y el dinero y la comodidad de la que hacemos gala, todo eso lo seguirá habiendo desgraciadamente y pesará sobre las conciencias de todos.

Un bico, compañera.