martes, 28 de octubre de 2008

¿HACE FRÍO?


Eso que sientes no es frío, es el paso de los años, es la mirada inmisericorde por toda una vida.
Es la verdad palpable, un realismo hecho de tacto y sentimientos.
No es un reconocimiento a un vacío abarrotado de chismes.
Es sólo la constatación de que tus ojos ven, de que tu ánima sabe de qué y cómo estamos hechos.
No es la llegada del invierno, ni siquiera los días sucediéndose, uno tras otro.
Es la bofetada que de vez en cuando te da la realidad para que sepas que no eres otra.
No es el cansancio de los sentidos, ni el de los sentimientos.
Es, nada más, que un acendrado realismo, una mirada serena, una afirmación.
No es la certidumbre de la muerte, ni el miedo.
Es el tacto, la visión, la audición constatando hechos.
No hace frío en el alma, seguro que no.
Es sólo la vida y sus acervados accidentes; los años y sus episodios.
No hace frío en el alma.
Imagen de NELE AZECEDO, obtenida en: vsmj.blogspot.com

6 comentarios:

sirena dijo...

tu poesia me recuerda a algo que senti hace dias..

Caminante dijo...

Bellisimo, triste, todos hemos pensado más o menos en algo parecido y lo peor de todo es que contra mayores nos hacemos creo que más pensamos en ello.

Dante dijo...

Seguro que no hay frío en el alma. Menos cuando la calidez del ser humano se yergue por encima del paso de los años. Sentidas letras, corazón. Como siempre, es un gusto leerte. Un beso.

La sonrisa de Hiperión dijo...

"No es la certidumbre de la muerte, ni el miedo.
Es el tacto, la visión, la audición constatando hechos."

No te voy a decir, que no. pero yo prefiero pensar en eso que dice la voz de la calle. Simplemente:la vida es una Barca, Calderón de la mierda.
jajajaja
Saludos!

http://GREGOTD.blogspot.com dijo...

La poesía del recuerdo, de ver pasar los años, no da frío; nos acerca a la realidad.
Este poema, me recorre el cuerpo como un calambre, y siento que podría mío. Me ha emocionado.
Un abrazo.

La signora dijo...

La imagen me gustó. ¿Sabes? Ahora estoy en un lugar donde hace frío, hace años que no lo sentía porque vivía en un lugar donde el verano es eterno.

Aun la vida es hermosa en cada etapa, todo depende del cristal por donde se mira.

Un abrazo cálido y afectuoso para tí, porque hoy el día es hermoso y soleado.