domingo, 23 de septiembre de 2007

LA VOZ NEGRA


Si me preguntaran qué cantantes me gustan, cuáles son mis preferidos supongo que, antes que ningún otro y obviando los de ópera o cualquier otro género lírico, en primer lugar, siempre y espontáneamente, sin pensar, me saldría alguien de raza negra (no entro ahora a plantearme si el concepto de raza tiene validez científica o no, a mí me sirve para expresar lo que quiero decir), con ese color en su piel.
Por supuesto, siempre en términos generales: la profundidad de sus voces, la pastosidad, los matices, su impresionante expresividad, su fuerza, sus particulares timbres, incluso su manera especial de "decir" , aparte de algo que no sé definir más que como "color", "tacto" y "relieve", me encantan. Tanto en hombres como en mujeres. Yo no sé que tienen sus voces, pero lo que si sé es que de vez en cuando a algún cantante blanco, se le califica como "la voz negra de...".
A mí, en principio, no me gusta la copla, a pesar de que a menudo se me revuelva alguna fibra al escuchar alguna de las canciones que, casi con exclusividad, se oían por la radio cuando era niña, pero pienso que ello va un poco ligado a aquel mundo que ya no está, a las personas que lo formaban y vivían, incluso al entorno, a aquel pueblo.
No me gusta la copla, pero últimamente, gracias a la bellísima mujer (me parece a mí) de las fotografías, escucho copla con alguna frecuencia y lo que es más raro, con auténtico placer.
Concha Buika esta joven mallorquina, de origen guineano y que combina estilos que parecieran encontrados entre sí como jazz, flamenco, boleros, funk, soul..., es, a mi modo de ver una espléndida interprete, cantante y, además compositora y arreglista. ¡El colmo!.
Verla interpretar es un placer. La escena se llena de voz y de talento. Lo ves, lo percibes, lo sientes. Su personalidad, junto con su imagen y su voz, te atrapan, me atraparon desde la primera que que la vi.
Ya tengo, aquí, en casa, muy cerca y en castellano (aunque use otros idiomas también) mi voz negra. Una voz que hace que me apetezca escuchar de nuevo copla, eso sí en su magnífica voz.



2 comentarios:

froiliuba dijo...

Bueno pues... ya tienes mas voces negras en el cajón eh.
Espero que el descubrimiento de Cesaria Evora y de Salif Keita te hayan sido , como a mi, de gran provecho emocional.
Cómo hablar de ellos, yo lo intenté, pero lo mejor Ana, es recomendarlos a los cuatro vientos.
Que como ya sabemos tu y yo, el recomendar la música de Cesaria ... hace amistades.

fonsilleda dijo...

Sí y gracias a tí.
La Cesaria cumple exactamente lo que digo de Concha.
Gracias mil.
Siempre.