martes, 16 de octubre de 2012

HAILAS





Miro hacia atrás para buscarte
en el dulce y viejo pueblo de la memoria
y tú asomas decidida, presumida,
pendiente de tu acomodo,
componiendo un apaño limpio y lucido.
En mi eterna ingenuidad
¡cómo admiraba tus jóvenes años!,
¡cómo envidiaba tu adornado porte!,
tus manos de impecables uñas,
la indumentaria: lustrosa, sin aspavientos
pero siempre hermosa,
sin una arruga;
los sencillos zapatos aseados, brillantes.
Ahora, en esta profunda y rotunda realidad,
siento con furia aquella gastada ternura,
aquel sentimiento y aquellas risas,
los juegos, lágrimas y algunos temores.
No creo en las brujas, pero haber hailas.
¡Cómo nos queríamos!.


Aprovecho para volver a colocar un cuadro de Maruja Mallo: "Cabeza"

14 comentarios:

Balteu dijo...

Moi fermoso o cadro de Maruja Mallo e moi fermosa a poesía túa, chea tamén de imaxes fermosas de versos que fan fluír os nosos propios recordos, parecendo que o poema é noso aínda que teña a túa autoría.
Deixo un acio de bicos que esquecín na túa visita.

De cenizas dijo...

Por cómo hablas, se deduce:¡Cómo te sigo queriendo! Hay tiempos que no pasan, simplemente se guardan en el joyero de la memoria.


besos

Angel dijo...

Gracias por tu visita, Fonsi, yo, ya los ves, me estoy quitando de la adicción, y en verdad, lo llevo bien.
Mil besos desde el Sur

Auroratris dijo...

Rebuscar en la memoria tiempos tan agradables, volver a gozarlos después de los años, recordar ese amor. Todo unido en este bello poema. Te felicito, Fonsi.
Besos

Manel Aljama dijo...

Dicen que la nostalgia es un error pero que creo que está muy quivocado. La nostalgia, el pasado placentero y motivador, son con frecuencia el refugio último e íntmo que nos permite seguir a flote y volver a la vía...
Me ha encantado.
¿Me das permiso para colgarlo en mi blog, por supuesto citando a la autora y con link como siempre hago?

Bicos

fonsilleda dijo...

Desde luego Manel. Para mí es un honor que no creo merecer.

Montserrat Llagostera Vilaró dijo...

Hola querida Fonsilleda:
Pues mira vuelvo atrás en mui mwemória y hoy soy feliz porque recuerdo cuando publicabas a menudo en el blog.
Ya te añoraba, ya.
Ahora te digo una sencilla opinión.
¿Será que algunos/as, no interesa que recordemos, porque así no tenemos nada a que agarrarnos?.
Estoy feliz de volverte a leer.
Besos, Montserrat

caminante dijo...

Todavía me duele pensar en las meigas, ya me entiendes. Tengo la convicción que habitan en esa tierra brumosa,gris de cielos y verdes bosques, sé que por las noches hacen piña y traviesas se van a asustar a los incautos.que se aventuran por sus caminos. Sé que siempre las llevaré conmigo.

Aldabra dijo...

el tiempo pasa irremediablemente, es inevitable y a veces, con este paso del tiempo, el deterioro es implacable.

Lo que siempre puede permanecer inaltetable es ese cariño del que dejas constancia.

biquiños,.

Angel dijo...

Bueno, vale, de acuerdo......aceptamos pulpo como animal de compañía, sobre todo si esta hecho a feira con cahelos......dejaremos que esos bicos de lluvia sean signo de bonanza,
mil besos desde el sur

Rosario Ruiz de Almodóvar Rivera dijo...

Muy conseguido amiga, "HAILAS". Yo también lo creo.
El cuadro de tu amiga Maruja Mallo me gustga mucho.
Un abrazo para las dos, desde mi Librillo.

TORO SALVAJE dijo...

Brujas y monstruos.
En todas partes.
Cada vez más.

Besos.

José Ramón dijo...

Fonsi todo una joya transitar por su blog.

Feliz fin de semana
Saludos desde Abstracción texto y Reflexión

María Socorro Luis dijo...


La nostalgia es un sentimiento dulce...

Buena tarde de domingo.

Y un abrazo.