martes, 23 de noviembre de 2010

VICIO DE PALABRAS

Palabras. Palabras que nos han enseñado a nombrar como sustantivos, adverbios, preposiciones, interjecciones, verbos, locuciones y otras con denominaciones gramaticales, tan rebuscadas o más.
Por todas partes palabras formadas por letras, acompañadas por signos de puntuación no siempre en su lugar, incluso con faltas ortográficas que agreden la mirada.
Palabras escritas con calma o llevadas al archivo por un impulso que no se ha podido dominar; también profundas reflexiones, artículos o tendencias y gustos o placeres.
Palabras con tintes cómicos, serias, morbosas, distantes, con aires de grandeza, sencillas, dulces, cariñosas, tacos o sádicas. Palabras infantiles y adultas, maduras o viejas de tanto usarlas. Palabras con significado y otras vacías. Palabras duras, enérgicas, con síntoma de enfermedades incurables y con significados ocultos. Palabras que agreden.
Palabras fáciles o difíciles y afectadas, que necesitan apoyo de más palabras que las aclaren.
Palabras añosas y la sorpresa y disfrute de las nuevas.
Y todas ellas, puestas ahí, en pantalla, por mujeres y hombres, mayores o jóvenes. También viejos y niños.
Palabras de todas las culturas y de cualquier parte en la que una mente y unas manos hayan decidido dejar plasmada su impronta. Palabras en distintas lenguas y paladeadas también de maneras diferentes. Palabras en idiomas incomprensibles, pero también en el tuyo, que quizá ya no es el materno.
Palabras en forma de poema, palabras en prosa. Palabras que insultan o que son lisonjas y otras que abrazan. Palabras desenfocadas.
Palabras de seres dispares:  de espiritualidad manifiesta, de ateísmo impenitente, de agnósticos, creyentes, izquierdas, derechas, ácratas y libertarios, monárquicos y republicanos, indiferentes o comprometidos.
Palabras para cualquier escena. Palabras para cualquiera. Palabras para usos buenos y malos.
Y, hete aquí que, dichas letras con significados tantos como manos las usaron, se colocan en un espacio para el que ya parece que hubiera tendencias, que lleva el sello del que lo usa y lo muda a distinto e intransferible. Son pequeñas salas con decoradores variopintos, muchas veces anónimos; palabras sin cara.
Y luego estamos los amos, los propietarios de las letras, que somos cualquiera que las usemos. Muchos vagamos de un lado a otro, haciendo visitas con nuestras mejores galas, dejando el sello de nuestro paso, regalando sentimientos y, de una misteriosa manera, nuestro virtual latido junto al intento de entender y aprender, disfrutando de óptimos temas y no tanto, permitiendo invasiones ajenas, pensamientos retorcidos y profundas heridas.  Luego, todo lo absorbido, debe sufrir una criba con el arel de nuestra epidermis; palabras electas.
Es posible que esta amalgama de voluntades no se pueda fundir y que únicamente comparta el placer del proceso de unir una letra con otra, que la eleve de rango y que sirva para poner otra a continuación y luego quizá otra, hasta encontrar aquello que nos hizo tomar este virtual papel para plasmar una idea, no siempre atinada o acertada, pero para decir lo deseado; palabras con ego.
La fuerza que tienen las letras, que en esta lengua ahora no sé cuántas son, no deja de asombrarme y de producirme pasmo. El extraño poder de las palabras no tiene medida;  palabras académicas.
Aunque seguramente nadie nos la haya solicitado, osamos hacer una crítica o alabamos lo parido  en la "sala" de al lado; palabras tendentes
A esos lugares, que casi siempre se tornan lugares amigos,  vamos llegando por una profunda curiosidad, por saber y aprender siempre, pero tambien por un fino afán de fisgoneo, que puede ser incluso retorcido y que ya no sé si es puro vicio.
Vicio de palabras y vicio de otras palabras.

Imagen: Fotografía sin título, tomada por Elia Fuentes, Seixo, Xalundes, a mi petición.

19 comentarios:

Montserrat Llagostera Vilaró dijo...

Hola Fonsilleda:

Has hecho una buena glosa de las palabras.

Recibe biquiños , Montserrat

TORO SALVAJE dijo...

Me encanta leerte amiga (no es lisonjeo).

Es una delicia disfrutar de lo bien que escribes.
No seas modesta. Sabes que es así.

Besos.

anabel dijo...

Palabras ansiadas, palabras soñadas, palabras esperadas, palabras que no siempre llegan... Casi tres años estuve esperando las palabras en boca de mi hijo, llegaron.... y esa gloria maravillosa en palabras no podría explicarla. Tú lo has hecho genial en tu escrito. besitos, corazón :)

Roberto Esmoris Lara dijo...

Sí, también se puede explicar un beso con palabras, pero lo ideal es besar y que dicte las palabras el silencio :)
Bicos, precisamente

paideleo dijo...

Palabras que expresan case tan ben coma un choro,un riso, un bico ou un berro.
Encántanme as palabras e o vida propia que teñen detrás.

Chus dijo...

Ya me gustaría a mi poseer el don de la palabra, para poder expresar en cada momento lo que siento, pero como no soy una gran conversadora, me siento a escuchar y asimilar lo que mis amigos me cuentan y hablan.
Un abrazo, me ha gustado tu post, yo sería incapaz de darle tanto valor y significado a alas palabras

Andrés dijo...

Me has dejado sin palabras; de ahí este comentario tan escueto.
Besos.

ana. dijo...

Mientras te leia, Anita, pensaba en las palabras que amo, las que más quiero, las que más me gustan por como suenan (tienen música las palabras) y por lo que significan y elegí tres: papá, amparo y umbrío. Papá y amparo porque para mí significan lo mismo aunque suenen diferente y porque a lo largo de mi vida he ido experimentado sensaciones contradictorias ya sea al decirlas o al escribirlas (esas sensaciones que cambian con la presencia o la ausencia) y umbrío es una palabra que aprendí hace poco, me la enseñó nuestro amigo RELiño y era la palabra que a él más le gustaba de niño, por eso creo que en esa palabra se resume el alma de un poeta.

Te dejo besos y te pido que recuerdes la palabra qeu más te gustaba de niña, tal vez allí encuentres el secreto de tu corazón maravilloso.

Aldabra dijo...

Palabras que unen pensamientos, y manos. Biquiños,

Pamela dijo...

Y sin embargo siempre hay más, como la música, las combinaciones son infinitas, así como los resultados. Qué buena pluma que tienes Fonsilleda, en serio, te lo digo.

SaiKo dijo...

Debo decirte que, como mujer de letras que soy, he sentido tu tan maravilloso escrito como si fuera un himno hecho para mí y para todos los que, como yo, amamos las letras, las palabras, las frases, etc.

A mí me gusta dejar que todo fluya. Sólo me gusta hablar de categorías y etiquetas de las palabras en las clases de lengua que ya hace tiempo que no doy. Para lo demás, a mi criterio, son palabras y clasificarlas me parece como una discriminación la una de la otra (Sí, es como si dividimos los hombres blancos, de los negros, de los chinos, etc.).

Jajajaja, es una tontería, pero yo soy así... Me da por darle vueltas a las cosas y acabo desvariando un pelín en ocasiones.

Marisa dijo...

Dejar que vuelen todas esas
palabras en nuestra casa y en la de al lado porque una vez
que salen del interior de donde han sido creadas ya son de otros,
que nunca sean dañinas ni
privadas de alas.

Muy bueno, tu tienes el don de la palabra

Biquiños

ARO dijo...

Y dicen que una imagen vale más que mil palabras... Leyéndote queda uno convencido de que una palabras vale más que mil imágenes.

Manuel dijo...

Mira que hay palabras, pues cada vez me parecen menos o no están cuando las necesito. Palabras que al no encontrarlas para explicar aquello que mi corazón y mi cerebro quieren decir, me enfurecen y me trinan. Palabras que, cuando al fin las encuentro, me proporcionan una serenidad interior indescriptible.

Esa serenidad, amiga Ana, la tienes tú constantemente, pues teienes el don de, no solo encontrarlas, sino de jugar con ellas.

Un beso.

La sonrisa de Hiperión dijo...

Cualquier día de estos invento una palabra, y le pongo derechos de autor...

jajaja

Saludos y un abrazo.

Taty Cascada dijo...

Palabras y palabras, palabras que nos dan la vida, nos mantienen en vilo, nos atacan o nos reconcilian. ¡Qué mundo vacío enfrentaríamos! si no existiese el verbo hecho carne en palabras...
Opino como Toro amiga, escribes maravilloso.
Un beso primaveral, bendecido de palabras.

TORO SALVAJE dijo...

Hola.
Efectivamente tengo puesta la moderación de comentarios a partir del tercer día en que publico un post.
Lo hago para evitar comentarios publicitarios en post antiguos.
Quizás haya habido algún error y se me haya escapado algún comentario no publicitario.
Pero normalmente siempre quedan publicados los que no son publicidad.
Por ejemplo ahora mismo acaba de publicar los dos tuyos.
Te pido disculpas si alguna vez he cometido algún error.

Besos.

Manel Aljama dijo...

En la línea de "Rendija de Papel" ahora por las palabras, que como dices con falas, a veces, hieren, siempre, la vista. Palabras lisonjeras...

!Un momento que voy a buscar la taza roja de Nescafé. Si no es la taza de Nescafé creo que no tiene el mismo justo. La taza esta es del tamaño justo, ni muy grande ni muy pequeña. Y el color rojo es vivo, pero no estridente.

Un sorbo y te dejo con parole parole parole parole (lástima que no pueda poner las notas)

Desde la primera linea me ha venido la canción y ahora no me la puedo quitar de la cabeza. La original era italiana pero esta de Alain Delon y Dalida no está mal:

Alain Delon Paroles, paroles Letras:
A.Delon:
C'est étrange,
je n'sais pas ce qui m'arrive ce soir,
Je te regarde comme pour la première fois.
Dalida:
Encore des mots toujours des mots
les mêmes mots
Je n'sais plus comment te dire,
Rien que des mots
Mais tu es cette belle histoire d'amour...
que je ne cesserai jamais de lire.
Des mots faciles des mots fragiles
C'était trop beau
Tu es d'hier et de demain
Bien trop beau
De toujours ma seule vérité.
Mais c'est fini le temps des rêves
Les souvenirs se fanent aussi
quand on les oublie
Tu es comme le vent qui fait chanter les violons
et emporte au loin le parfum des roses.
Caramels, bonbons et chocolats
Par moments, je ne te comprends pas.
Merci, pas pour moi
Mais tu peux bien les offrir à une autre
qui aime le vent et le parfum des roses
Moi, les mots tendres enrobés de douceur
se posent sur ma bouche mais jamais sur mon cœur
Une parole encore.
Parole, parole, parole
Ecoute-moi.
Parole, parole, parole
Je t'en prie.
Parole, parole, parole
Je te jure.
Parole, parole, parole, parole, parole
encore des paroles que tu sèmes au vent
Voilà mon destin te parler....
te parler comme la première fois.
Encore des mots toujours des mots
les mêmes mots

Comme j'aimerais que tu me comprennes.
Rien que des mots
Que tu m'écoutes au moins une fois.
Des mots magiques des mots tactiques
qui sonnent faux
Tu es mon rêve défendu.
Oui, tellement faux
Mon seul tourment et mon unique espérance.
Rien ne t'arrête quand tu commences
Si tu savais comme j'ai envie
d'un peu de silence
Tu es pour moi la seule musique...
qui fit danser les étoiles sur les dunes
Caramels, bonbons et chocolats
Si tu n'existais pas déjà je t'inventerais.
Merci, pas pour moi
Mais tu peux bien les offrir à une autre
qui aime les étoiles sur les dunes
Moi, les mots tendres enrobés de douceur
se posent sur ma bouche mais jamais sur mon cœur
Encore un mot juste une parole
Parole, parole, parole
Ecoute-moi.
Parole, parole, parole
Je t'en prie.
Parole, parole, parole
Je te jure.
Parole, parole, parole, parole, parole
encore des paroles que tu sèmes au vent
Que tu es belle !
Parole, parole, parole
Que tu est belle !
Parole, parole, parole
Que tu es belle !
Parole, parole, parole
Que tu es belle !
Parole, parole, parole, parole, parole
encore des paroles que tu sèmes au vent
Letras: Paroles, paroles Alain Delon [final]

Maribel-bel dijo...

Que conservemos el vicio de las palabras, las de Julia de Paco Ibáñez, las de Silvio Rodríguez, las nuestras, para comunicarnos. Un abrazo