domingo, 17 de enero de 2010

PEQUEÑO HOMENAJE - CÍES





Mis islas se han escondido durante días, tras una espesa y gris capa de niebla y agua. Mientras añoro su lejana y casi permanente presencia, allí en mi horizonte, pienso yo que están a resguardo de miradas obscenas que invadan su intimidad y de pasos, no siempre amantes, que agredan sus soberbias playas y portentosos roquedos.
Tímidas, siempre a la vista y expuestas, aprovechan los momentos que la humedad les regala, para rehacerse en su única compañía y con todos aquellos habitantes que le son propios, beneficiosos e imprescindibles para su más plena existencia; los que justifican que hayan nacido a la sombra de avatares geográficos impensables y al margen de toda la belleza que no saben que obsequian con generosidad y largueza.
Un día, cuando el agua amanezca cansada de su holganza, asomarán de nuevo resplandecientes, envueltas en ese halo de misterio que  descubro a su alrededor y que veo siempre secundado por sumergidos barcos fantasmas, esos que seguro guardan tesoros y secretos inconfesables, por sirenas mitológicas y por todos los fabulosos seres submarinos, aquellos de difíciles e inexplicables imaginaciones, salvo para algún que otro pintor o escritor muy bien dotados. Todos ellos, apoyados por nieblas milenarias, leyendas, quimeras o miedos ancestrales.
Mientras, artistas y enamorados, seguiremos profanando, con nuestra admiración y los inoportunos e inconvenientes pasos, su profunda soledad imaginada y su enorme y mentiroso silencio.

 
Imagen: Islas Cíes,  una de tantas desde nuestro balcón.

23 comentarios:

Melba dijo...


Hola, qué inspiradas y bellas palabras.

Me has deleitado.

Gracias por la belleza.

Montserrat Llagostera Vilaró dijo...

HOLA FONSILLWDA:

YO VISITÉ LAS ISLAS CIES HACE
8 AÑOS.

HACE DOS VERANOS CUANDO VOLVÍ A GALICIA QUISE VOLVR, PERO HABIA TANTA COLA, QUE NO ME FUE POSIBLE.

EN GALICIA SI SE PRESTA ATENCIÓN SE PERCIBE LO BUENO , LO BELLO, LO AUTÉNTICO.

MOUTOS BICOS. Montserrat

Montserrat Llagostera Vilaró dijo...

HOLA DE NUEVO: LA FOTOGRAFIA ES BELLÍSIMA.

GRACIAS. Montserrat

Camille Stein dijo...

cuántas veces las he observado, teñidas con la bruma del horizonte... también la isla de Ons, esa portentosa reminiscencia de tierra en mitad de un silencioso e interrogante mar...

un beso

Marisa dijo...

Nuestras islas,
bastiones a la
entrada de la ría
que nos preservan
del peligro.
Nos gusta verlas ahí,
por eso entiendo tu
sentimiento,ocultadas por
la niebla.

Besiños

paideleo dijo...

Preciosa homenaxe. Supoño que elas responderán cunha brisa con sabor a carantoña.
Tés unha vista preciosa do mar.Debería estar proibido vivir en casas sen vistas ao mar.

Caminante dijo...

Justo hoy no he tenido el mejor de mis días. Quizá la lluvia, o las fechas, acompañen. Justo hoy pensaba en cuanto hecho de menos ciertas cosas y especialmente a ciertas personas, sabes de qué te hablo. Lo único que me ha faltado para rematar la jugada ha sido leer tu hermoso texto y todo lo que él en mí evoca... No te preocupes, pasará.

Manel Aljama dijo...

Me parece un homenaje muy poético, y, sin exagerar, con ese tono poético, me has recordado a Platero: "Mis islas se han escondido... pienso yo que están a resguardo de miradas obscenas" Pero eso es un fragmento del principio, el texto entero es precioso.

TORO SALVAJE dijo...

Bonito homenaje.
Algún día iré a conocerlas.

Besos.

MNB dijo...

¡Qué lindo!

Me ha gustado mucho.

Abrazos.

anabel dijo...

¡Qué recuerdos me han traído estas palabras!, sí, hace mucho que estuve en las islas Cies, en mis tiempos universitarios, jaja, así que fíjate si ha llovio y ha habido niebla después.
Me ha gustado mucho leer tu texto -precioso y poético-, para trasladarme en el tiempo y recordar...

besotes.

Manuel Montesinos dijo...

Así que ya hasta escondes tus islas. Todo para tí ¿eh?.

Un beso.

Zoe dijo...

Prometeme que iremos a disfrutarlas en mi próxima visita??, quiero verlas y sentirlas con tus ojos como guia...
ahora incluso con más ganas despues de leerte.

bicos

merce dijo...

Una belleza de islas.

Precioso homenaje a través de tus palabras en ese sentir de la niebla, del agua, y ese susurro lleno de misterio.


Un abrazo Fonsilleda.

Gala dijo...

No las conozco pero has hecho una preciosa descripción de ellas.

Muchos besos

Carmen dijo...

Qué bellas son las Cíes, y qué privilegio el tuyo Fonsilleda de tenerlas cerquita para tu deleite.
Mil besotes

de Avalon dijo...

Nunca he ido, pero sólo su nombre, me hace evocar el deseo de hacerlo. Supongo que alguien alguna vez me habló de ellas como haces tú. Pero algún día... y procuraré no hacver ruido, no estorbar la magia.

un abrazo y gracias. :)

guillermo elt dijo...

Creo que hoy en día, el encanto de las Cies se encuentra en su lejanía, "estando tan cerca", en sentirlas "sin poder sentirlas"... en ver sus amaneceres con los ojos cerrados.

Besicos.

Aldabra dijo...

un homenaje merecido... las visité dos veces y las dos veces me parecieron maravillosas.

biquiños,

Tétis dijo...

Olá amiga

Uma foto lindíssima e um texto sempre de encantar.

Conheço algumas ilhas das Rias Baixas mas não creio que conheça estas, as Ilhas Cíes.

Como me abriste o apetite, já tomei nota para as visitar da minha próxima ida à maravilhosa Galiza.

Bikiños

La sonrisa de Hiperión dijo...

Bonita forma de decir las cosas...

Saludos y un abrazo enorme.

Kim Basinguer dijo...

Como nosa terra galega...poucas.
Non sei si e por nos, que sempre a lembramos tanto ou a súa propia beleza.

auroraines dijo...

Muy bonito tu homenaje y la vista de las islas que custodian el lugar y ofrecen la belleza de su geografía.
Bicos