sábado, 19 de diciembre de 2009

MENTIRAS DESEADAS.

A veces no me basta la vida.
En ocasiones no encuentro las salidas anheladas, aunque tampoco sé hacia qué lugar tienen que nacer. Miro y sólo hallo un tono gris, plano, frío y teñido de humedad coloreando mis alrededores. Ni mis ojos, cansados de años y vida pero astutos, expectantes y generalmente alegres, consiguen secar, borrar y pintar tonos nuevos.
A veces no me basta la vida.
Como si el paso mío por estos lugares que me son tan amados, rodeada por mis deseadas y elegidas gentes, no fuera bastante para guardar en mis manos y éstas no tuvieran otro contenido que el aire que albergan.
A veces no me basta la vida.
Mis ojos buscan el esplendor en los perfectos pétalos de mi blanca camelia, la que con tanto mimo he puesto en agua, pero no encuentro signo alguno que me envuelva con el manto de una templada noche de verano, aun durante estos fríos días. Todo es sombra, nada percibo.
A veces no me basta la vida.
Cuando este abúlico frío encoge mi recóndito ánimo y no veo ni la luz de una caricia, no me basta la vida. Y como la madrasta del cuento, sueño imposibles verdades reflejadas en espejos que me griten las mentiras deseadas.
Imagen: "María Magdalena", de George de La Tour.

33 comentarios:

Gala dijo...

La vida no siempre nos regala sonrisas, no siempre nos empuja por el camino deseado y es por lo que somos nostros mismos los que tenemos que hacerla lo mas agradable posible aunque sea como tu dices, gritandonos esas mentiras que deseamos escuchar.

Muy buena reflexión.

Besitos

Montserrat Llagostera Vilaró dijo...

Hola Fonsilleda. Hoy te mando pétalos de rosa con mi pensamiento.Tengo una gran imaginación.

HOY TE MANDO ROSAS CON EL PENSAMIENTO.

¡¡¡SE FELIZ!!!

Desde Valencia, Montserrat

Chousa da Alcandra dijo...

E, pola contra, hai xente á que lle sobran días, de tanto sofrimento.
Eu tamén quero mandarche pétalos co pensamento. Vou ver se son capaz de facelo mentras durmo, que desperto xa levo un anaco tentándoo e...penso que non dou!

Bicos dende a Chousa

MIGUEL NONAY dijo...

Paso a saludarte y a darte las gracias por visitar mi blog.

Feliz Navidad, Fonsilleda

Bicos

A salto de mata

TORO SALVAJE dijo...

Como te entiendo.
Siento eso tantas veces...
Pero no sé expresarlo como tú.
Si me permites te doy un abrazo de oso con todo mi cariño.

Besos.

Lasosita dijo...

A veces,
a mí tampoco me basta la vida.

Alguna vez, incluso pido que me mientan...


Besos, Fonsilleda!

Cuspedepita dijo...

Ás veces nin a vida é capaz de enchernos o valeiro que nos deixa a soidade.

Pero todo pasa :-)

Biquiños

Camille Stein dijo...

a veces no basta la vida, es tan cierto...

me ha encantado tu texto

todo un placer descubrirte


saludos

WHO dijo...

La vida es la concatenación de actos y sentimientos, repasas aspectos de la tuya que te hacen sentir bien y sin embargo dices que nos te basta la vida. Una vida vivida y colmada de buenas experiencias como la tuya merece ser tenida varias veces, como eso no es posible, la menos nos queda el consuelo de haber sido ejemplo para alguien, entonces a pesar de no bastar una vida sí, habremos traspasado los límites de nuestra propia existencia.
Un beso muy fuerte, Who.

maruxiña dijo...

Hai intres nos que non chega a vida, pero para eso está a xente que nos quere, para facernos sentir que nos sobra a vida. Eu vouno tentar cando menos con este comentario.

Biquiños mil nena!!!

Manuel Montesinos dijo...

Siempre que escribes melancolía asocias ésta con tu tierra, con el paisaje que te rodea, con el invierno crudo y helado, con la lluvia casi constante a la puerta de tu casa.

A mí eso me relaja y me encanta, lo mismo que tú.

Un beso.

PARISINA01 dijo...

En estas fiestas que se aproximan, te deseo tengas paz, que puedas compartir con todos tus seres queridos y disfrute de la magia de la navidad, y que el año que sea aproxima te traiga salud, amor, prosperidad, que logres realizar todos tus proyectos y alcance un gran nivel de plenitud, y felicidad junto a todos los tuyos.
Besos y abrazos sinceros

Argos dijo...

Hola Fonsiilleda

"A veces no me basta la vida."
Verdadeiro e complexo. Obrigado por este texto.

Desexote un bo Nadal e un própero aninovo

auroraines dijo...

El frío del invierno encoge tu ánimo
que pase este estado y te sientas bien.

Feliz Navidad,un abrazo
Inés

anabel dijo...

Vengo a desearte unas fiestas maravillosas y un 2010 colmado de triunfos y de momentos felices.

Besotes, corazón.

Zeltia dijo...

canto me gustou este texto teu!
non lle cambiaría nin unha coma.

supoño que moitas persoas poderían firmalo como seus autores, se soubesen expresalo coma tí.
e non sei se é un exercicio literario ou un estado de ánimo actual, pero se o fose, xa sabes que o corpo, él só, sutura eses puntos no ánimo que ás veces se abren, e volve a non doer e enchese a alma de aromas e de aires mornos; e sí que basta a vida, porque ela encerra todas as posibilidades!!!
unha aperta de "veciñas"

fonsilleda dijo...

Zeltia (porque aos demais visítoos nas súas respectivas "casas"), intentei en varias ocasións deixarche o meu agradecemento, pero non se me abre ningún blog.
Gustaríame, se queres, que mo aclarases.
Aproveito, de todas as maneiras para deixarche os meus mellores desexos.
Bicos

Froiliuba dijo...

Es imposible que nos baste solo la vida, si fuera así no tendrías inquietudes, no estarías aquí, escribiendo de esta forma tan tuya, te conformarías con vegetar, día a día, y eso, no es lo tuyo.
No te conformes, si lo hicieras, si te bastase sólo la vida, no tendrías esta tan plena como la tienes.

Y no te me pongas modorra que ya lo que me faltaba, el próximo texto lo quiero con el vídeo del Travolta eh.

Daniel Rico dijo...

Me gusto mucho tu texto, esa especie de nostalgia por un sitio donde nunca estuvistes, y debias de haber estado, para cumplir la sita con la felicidad.

Espero que puedas atravesar el espejo y ver el mundo tal cual debió ser.

Ojala en estas festividades, aquello que vos consideres mas sagrado, te sostenga y te de consuelo, y te reuna con tus afectos.

Saludos!

Manel Aljama dijo...

Como una letanía triste: "a veces no me basta la vida" das de lleno en uno de los temas que se hacen recurrentes a partir de cierta edad. Se hace balance y, consciente o inconscientemente desearíamos, si no volver sonbre nuestros pasos, una segunda oportunidad. A veces, tenemos una segunda oportunidad pero dentro de la misma vida pero como la vida es un camino es mejor quedarse con los bellos paisajes y dejar de lado los trompiezos.
Y tienes razón: como en aquella moraleja: "ahora que sé como se hace, vamos a empezar de nuevo"; así, haría falta algo más que una vida.

Carmen dijo...

Querida Fonsilleda:
a veces la vida nos sitúa en un lugar de incompletud, de desasosiego que nos hace pensar que la vida no nos basta, que no nos alcanza todo lo que nos rodea para salir de ese lugar que nos oprime. En estos casos yo siempre pienso que lo que me sucede es por algo que tengo que aprender, que tengo que ver y no estoy viendo. Eso me ayuda a salir del pozo para ver lo que hay afuera.
Estupendo y profundo relato.
Mil bicos y el mejor de mis abrazos para ti

PD: yo también ando "desperdigada". Son días especiales y por momentos agobiantes. Gracias por tu especial visita.

La sonrisa de Hiperión dijo...

Pasé a echar un ratito de lectura en tu espacio, y a desearte felices fiestas, para tí y para los tuyos. Un placer siempre pasar por tu blog.

Saludos y un abrazo enorme.

La sonrisa de Hiperión dijo...

Pasé a echar un ratito de lectura en tu espacio, y a desearte felices fiestas, para tí y para los tuyos. Un placer siempre pasar por tu blog.

Saludos y un abrazo enorme.

XoseAntón dijo...

Moi boa noite e feliz ano novo, amiga Fonsilleda.

Bikiños

EL SUEÑO DE GENJI dijo...

Amiga mia,

A veces la vida no nos basta, no nos cunde,no nos llena. Te entiendo bien. Pero con el paso del tiempo me he dado cuenta de que la felicidad no se encuentra en un grande decorado cargado de personajes pintorescos sino más bien en lo contrario, en estos pequeños detalles y momentos que sin -venir a cuento- nos arrancan una sonrisa franca y estruendosa.

Los monjes zen se concentran y se embuyen en una meditación donde intentan desconectarse de este mundo. Pero no cierran los ojos, los mantienen semiabiertos para evitar caer en el error de pensar que la felicidad y la iluminación no se encuentran en esta tierra.

Porque esta tierra si la miramos de nuevo, si te fijas en los detalles es excelsa.

Besos amiga mía, Feliz Navidad y los mejores deseos de todo corazón para ti y todos los tuyos.

Desde Vigo, de paso en una carrera de fondo sin cronometro ni meta. Un beso

Meiguiña dijo...

Felices Fiestas y que el proximo año te llene de felicidad, salud, amor o aquello que desees.

Biquiños meigos

Thomas dijo...

A veces no me basta la vida... pero me entretengo en el vacío viendo sin mirar como transitan los pájaros; sé que sólo comen, procrean, y vuelan. En su monótono deambular se posan en la ramas de la higuera del patio, el viejo patio que tiempo atrás fue el lugar perfecto para desentrañar los misterios que la vida, cuando niños, nos iba entregando, Y ellos, diminutos seres alados, pian, pian y pian, y siento en su canto una felicidad desmedida. Y entonces pienso, y me digo: No me estaré exigiendo demasiado.
Así al pronto este breve cuento. Y de paso Feliz Navidad.
Es consustancial al invierno recogerse, y propio de la primavera expandirse, alzar el vuelo.

Poseidón dijo...

feliz navidad amiga!

te deseo paz, energias, equilbrio con mucho amor, salud y prosperidad.

BISOUS MON AMIE

paideleo dijo...

Nunca nos conformamos co que temos.
O libro liquideino nuns diiñas e gustoume. Graciñas outra volta.

Anhermart dijo...

Tú lo has dicho:"A veces...", mientras el resto del tiempo sí recibas lo que esperas: "la luz de una caricia...imposibles verdades reflejadas en espejos...", nada hay que temer. La vida es así; siempre esperando más, siempre anhelando imposibles, esperando siempre que el espejo nos devuelva lo que el tiempo nos robó.
Besos navideños

Aldabra dijo...

es un texto fantástico, fonsilleda, hermoso para decir ese "no me basta la vida": un grito que todos lanzamos al aire alguna vez.
biquiños,

Zoe dijo...

A veces no basta la vida pero es la vida la que no para... al otro lado del espejo podemos ser lo que queramos ser, ir a cualquier lugar, encontrar las imposibles verdades que sólo en pequeñas ocasiones son..Tanto en uno y otro lado la vida no para. Recuerda siempre que incluso en la oscuridad la luz existe...

Tú que tieenes luz propia, que cuanto miras acaricias...

besos

Zoe dijo...

Fijate hoy releyéndote y releyéndome...y necesitaría alguna verdad deseada

tontona que estoy

bicos