domingo, 22 de enero de 2017

MIENTRAS

A pesar de todo

En algunos momentos del invierno, cuando las humedades duelen los huesos,  busco en los adentros para sentir lo que fui y, mientras paseo por las imágenes talladas en la memoria con el delicado cincel del recuerdo, siento de nuevo toda la belleza encontrada en los paseos caminados por los senderos vividos.
Vivo otra vez tactos que aun siento palpitando alegres, como si fuera todavía ayer el momento de haber pulsado su faz. Oigo con sumo placer toda la armonía y el contento que guardan.
Aprender a conservar y guardar atesoradas todas las sensaciones que la delicadeza hallada suscitó en un yo que todavía late risueño, es bueno para el ánimo y es agradable poder compartirlo con otras memorias tan codiciosas de gallardías y primores como la tuya.
Las huellas dactilares, con infantil deseo, se prestan a las imágenes surgidas y buscan las sensaciones que descubrieran en cada tacto advertido.
Los pícaros ojos, bien atentos,  suben y bajan, miran a ambos lados, cruzan si es necesario y buscan, para encontrar aquellas imágenes que fueron suyas, que siguen perteneciendo a su patrimonio por elección.
Los oídos, atentos, encerrados en esas inverosímiles conchas que con sus vueltas y revueltas, le hacen eco, vuelven a escuchar músicas viejas que se funden con otras nuevas y que enriquecen, alegran, emocionan y muchas veces consiguen estremecer.
La lengua paladea gustos y sabores perdidos pero nunca olvidados y, entonces, los clasifican junto a otros que son tan nuevos e importantes como aquellos.
La nariz, juguetona, se arruga y estira, inhala y exhala todas las flores olidas, las comidas digeridas, incluso las cocinadas o aprendidas, los perfumes sentidos y también los soñados.
Y todo ello a pesar de todo o precisamente con y por todo.

3 comentarios:

Chus Villamar dijo...

Que alegría he sentido al tenerte por aquí de nuevo, y con unas palabras tan hermosas.Hay lugares como este tuyo a los que siempre es grato volver. saludos.

Marisa dijo...

Reminiscencias,
nostalgias que aún siguen
removiendo sensaciones.

Mil besos

RosaMaría dijo...

Los sentidos se forman y conforman con lo viejo que alguna vez fue nuevo y lo que incorporamos cada vez. Es bueno leerte. Beso