viernes, 27 de junio de 2008

¿ENSOÑACIÓN O REALIDAD?


El siguiente texto hace algún tiempo que lo he publicado en Grupo Buho y, aunque se trata (como he querido expresar en el título) de algo muy cercano a la realidad, pero también una ensoñación, no me atrevía a traerlo a este espacio en el que pretendo que todo sea real. De todas formas, también pienso que Oska se merece una muestra de todo mi cariño, así que, en su honor y como demostración del placer que produce su mirada y su compañía, aquí queda. Y, además, ella fue mi inspiración.
Con todo mi agradecimiento Oska.


Sola, casi en penumbra, sentada en aquella butaca, acompañada únicamente por su ya eterno dolor de huesos y articulaciones, estaba comenzando a deprimirse.

Pensó en que la necesidad que los demás tenían de ella, era relativa y totalmente prescindible y su agobio aumentaba al tiempo que una tristeza doliente la invadía.

Pero instintivamente bajó la mirada hacia sus pies y junto a ella, no excesivamente cerca como es su costumbre, sin molestar y en silencio se encontraba su perra. Aquellos ojos, aquella mirada devota, intensísima, totalmente dependiente, casi de adoración, la golpeó de lleno.

Le sonrió dulcemente y la perra movío las orejas. Se le olvidó todo, había recuperado la razón y quizá la cordura. Se había salvado.

2 comentarios:

berto xxx dijo...

such a nice blog.


berto xxx

Froiliuba dijo...

Oska y todos los animales de compañía son , en muchos casos, los mejores compañeros, ellos sí que saben cuando deben estar allí a nuestro lado.
bicosssssss